lunes, 9 de enero de 2012

Se acabó la comedia. Acto II, Escena 7

7.
Mac entra corriendo, asustado, como un niño que acaba de romper una figurita de porcelana, tan sólo con unos calzoncillos tapando su poquita humanidad.

MAC. Mira, mira lo que he hecho… Corre ven… Estoy hecho un tigre de bengala, de los antiguos de los que tenían pintas en lugar de rayas... Una está sangrando, las otras dos aún respiran. No sé qué ha podido salir mal. ¡Ven conmigo, corre!
SMOKE. No se te puede dejar solo.

Mac y la Señorita Smoke salen. El Camarero continúa recogiendo. Suena el móvil de la Señorita Smoke. El Camarero se acerca, lo coge, está a punto de avisar a la Señorita Smoke, finalmente descuelga.

CAMARERO. ¿Sí? ¿Quién? (…) ¿Y usted? Su...muy bien ¿Y? Uno cualquiera (…) El camarero de la taberna de… ¿Amalia? No sé. Amalia… Amalia, no conozco yo a… ¿Usted quién es? Ya me dijo, es verdad. Es que no sabía que… ¿Amalia, dice? Si usted lo tiene claro, ese será su nombre, está bien (…) ¿A usted le gusta viajar? (…) ¿Cómo? ¿Es un niño el que está llorando? Niño, niña… un bebé, vamos. A veces sueño con un bebé. Bueno, en realidad es un niño con dos o tres años, soy yo pero no me reconozco, el niño corretea, parece que va a algún sitio, pero sólo corre, corre, no va a ninguna parte. Yo intento decirlo que me mire, que soy él. Pero corretea tanto que parece bailar. Sin balón, sin columpios. Sólo corre al son, al compás. Huye a tiempo. Con maestría. ¿Qué cree que puede significar? (…) ¡Eso lo será usted! ¡Con esos modales no encontrará a su mujer, nunca!

Apaga el móvil. Silencio. Suena de nuevo. Lo vuelve a descolgar.

CAMARERO. ¡Escuche! El sufrimiento ha sido tan grande que necesitaría morir diez veces para ser libre. Que la muerte me diera las herramientas para volver a vivir tranquilo. ¿Me entiende? … Claro, apunte la dirección… y traiga ayuda. Taberna de… ¿Oiga…? ¿Sí? ¿Oiga?

Suena a todo volumen el himno de Gran Bretaña desafinado. El Camarero esconde el móvil. Suenan gritos y vítores grabados: ¡Dios salve a la reina! ¡Dios salve al rey!

CAMARERO. (Para sí) Dios nos salve de la Reina y del Rey.

8.
Entra la Señorita Smoke ensangrentada, fuera de sí, parece que hubieran matad

No hay comentarios:

Publicar un comentario