martes, 10 de enero de 2012

Se acabó la comedia. Acto II, Escena 8

8.
Entra la Señorita Smoke ensangrentada, fuera de sí, parece que hubieran matado una vaca delante suya con un machete.

SMOKE. ¿Dónde está la carretilla?
CAMARERO. Aquí detrás.

El Camarero quita sacos y cajas de la carretilla.

SMOKE. ¿Escuchas los llantos?
CAMARERO. No.
SMOKE. Escucha, son ellas.
CAMARERO. ¿Quiénes?
SMOKE. Sus llantos.
CAMARERO. ¿De quién?
SMOKE. De las comadres.
CAMARERO. Están…
SMOKE. Escucha sus llantos como cuchillos
Llantos como cuchillos que desgarran
Llantos que desgarran y se rompen en un quejido
¿Escuchas sus almas de fuego?
Son gatos sin vida
con siete dolores
con siete colinas
con siete días y siete muertes a la semana
Gatos gatos gatos
gatos que gatean.
¿Hueles a los gatos?
CAMARERO. No.
SMOKE. Los odio.
Odio a los gatos
su olor
su forma de moverse
odio a los gatos
prefiero el té al café
la pluma al bolígrafo
pero sobre todo,
odio a los gatos.
CAMARERO. Amalia…
SMOKE. ¿Quién…?
CAMARERO. Vámonos.
SMOKE. ¿Tú y yo?
CAMARERO. Sí.
SMOKE. Sin rumbo y bañada en sangre…
CAMARERO. Ahora es el momento.
SMOKE. Sin rumbo.

9. Entra Mac, ensangrentado al igual que Smoke.(...)

No hay comentarios:

Publicar un comentario