sábado, 25 de febrero de 2012

PODEROSOS CABALLEROS Acto II, escena 5

5.

(Entra la PERIODISTA, una chica joven y atractiva)



PERIODISTA. Aquí tenemos al famoso político surgido de la nada que se atreve a competir con el gran Triponio.

POLÍTICO. Ya cuando era niño mostraba su viveza con los compañeros de clase.

CHORICERO. Sí, les decía : “Mirad, chicos, ¿no veis las golondrinas? Ya está aquí la primavera. Ellos miraban y les robaba la merienda.”

POLÍTICO.Ingenio puro al servicio del hambre.

CHORICERO. En otra ocasión aguanté toda una fila de puñetazos en mi estómago a cambio de un cuarto de mantequilla. Alguno me soltó una puñalada y todo... Cosas de niños, supongo.

PERIODISTA. ¿Podría hablar con él?

POLÍTICO. ¿Tú eres nueva, no?

PERIODISTA. Contrato en prácticas.

POLÍTICO. ¿Menuda plaga,eh? ... Adelante.

PERIODISTA. Desde que fuera elegido delegado de curso en primero de EGB, Triponio no ha perdido ninguna votación. ¿Cómo se prepara un desconocido sin experiencia ante este reto?

CHORICERO. Bueno, primero he dejado los cuchillos y las tripas a un lado antes de venir a este despacho.

PERIODISTA. Buen consejo para futuros políticos.

POLÍTICO. Digno de un maestro.

CHORICERO. ¿Sí? También como ajos crudos (Saca del bolsillo de su chaqueta una cabeza de ajos y la muerde.)

PERIODISTA. ¿Para qué?

CHORICERO. Para que al combatir tenga más fuerzas y que en caso de un cara a cara no pueda soportar mis pahhh-lah---brash...(Le echa el aliento en la cara)

PERIODISTA. ¿Cuál será su estrategia frente a un político como Triponio?

CHORICERO. Procuraré morderle, derribarle , arrancarle la cresta y comerme su papada.

PERIODISTA. ¿De forma metafórica,no?

CHORICERO. Sí, metafórico también.

PERIODISTA. Parece que hemos encontrado un político de casta...

POLÍTICO. Apuesto la cabeza a que no ha habido nunca uno que combata mejor que él; bueno, y que quiera más al pueblo, claro.

PERIODISTA. ¿Qué medidas plantea para luchar contra la crisis?

POLÍTICO. Esto es una elección interna. Cuando sea candidato a la presidencia ya hablaremos tranquilamente.

PERIODISTA. Si no le importa... ¿podría responderme?

CHORICERO. ¿Crisis, qué crisis? No hay crisis, es el momento de aprovechar y comprar, nunca las casas estuvieron tan baratas.

POLÍTICO. Siempre bromeando. Lo que quiere decir es que con la medidas medioplacistas podremos acortar en breve lo que supone un...

PERIODISTA. ¿Y qué me dice de la tasa de desempleo?

CHORICERO. Mire, esto no tiene nada de extraordinario. Yo robaré panes con mis propias manos si así tengo que alimentar a mi pueblo. Lo sentaré a mi lado en un cojín que yo mismo coseré y les daré de comer los migajones .

PERIODISTA. ¿Podría concretar algo más?

CHORICERO. Le diré , contra el paro, tres medidas: aumento del empleo, aumento del empleo y aumento del empleo.

POLÍTICO. Exacto. Ahora hay que ganar unas primarias.

PERIODISTA. ¿El presidente de honor se ha pronunciado ya?

POLÍTICO. Al presidente lo respetamos, aún no ha dicho su última palabra.

CHORICERO. Y si no nos vota espero que sea cocido y servido en tajadas menudas. Si no me cree estas palabras, consiento en ser rallado, mezclado con queso y comido en una founde pública y oligárquica.

POLÍTICO. Ya es suficiente. (Bajito al Choricero) ¿Y a ti, qué te pasa?

CHORICERO. Me dejo llevar por la dialéctica.

PERIODISTA. Muchas gracias... Una última pregunta.

CHORICERO. (Lanzado, sin esperar la pregunta)Todos somos iguales es una afirmación intolerable. Le tiemblan las canillas a la izquierda centrista y conservadora. Tenemos que ocuparnos de los mejores...

POLÍTICO. No más preguntas. Debe descansar para mañana, tanto trabajo lo está agotando. Si me acompaña...



(El POLÍTICO. intenta sacar a la PERIODISTS del despacho. El CHORICERO se tira un pedo)



PERIODISTA. ¿Qué ha sido eso ?

POLÍTICO. Nada, he movido la silla y ha parecido que...

(Otro pedo)

POLÍTICO. La silla, la silla, que la he movido otra vez... ¿Salimos?

(Otro pedo)

POLÍTICO. No dejo de moverla.

CHORICERO. No le engañe. Quieren saber la verdad. Mis electores deben saber que soy un hombre como el que más. Ha sido un pedo. Sí, señorita. ¡Un pedo!

POLÍTICO. No, la silla que...

CHORICERO. No le haga caso, escriba bien grande: un pedo. Los gases que acumulamos impiden que nos movamos en libertad y si no queremos que se produzca una implosión dentro de nuestras tripas hay dejarlos salir. Al igual que pasa en este partido podrido por una manzana corrupta como es Triponio, que como un pedo enquistado impide que nuestro partido esté tranquilo. Hay que dejarlo que salga , al principio olerá, pero después nos quedaremos todos muy aliviados cuando haya partido. Eso no era sólo un pedo , era el pedo trajeado de Triponio Campos.

PERIODISTA. ¿Puedo escribir eso?

POLÍTICO. Cada letra, señorita. Después de que yo le dé una pequeña revisión, si me permite... (A Choricero) Tú y yo, ya hablaremos... (A Periodista) Aquí vamos a escribir en lugar de “no somos iguales” , ponemos “sí somos iguales” y aquí sustituimos la palabra “pedo” por “una democracia intelectual” … y aquí "excelencia" por...



6. (Salen el POLÍTICO y la PERIODISTA. El CHORICERO se sienta y trastea en el despacho satisfecho, por su gran entrevista. Fisga algunos cajones, un bocadillo de chorizo a medio comer, algo de jamón, una botella de vino... Sin ningún tipo de pudor va preparando un tentempié. Entra , en mitad del improvisado picnic, TRIPONIO, el político elegante, enjuto y con una sonrisa de los recorren toda la espalda acompañadas de un escalofrío siniestro )

No hay comentarios:

Publicar un comentario