lunes, 27 de febrero de 2012

PODEROSOS CABALLEROS Acto II, escena 6

6. (Salen el POLÍTICO y la PERIODISTA. El CHORICERO se sienta y trastea en el despacho satisfecho, por su gran entrevista. Fisga algunos cajones, un bocadillo de chorizo a medio comer, algo de jamón, una botella de vino... Sin ningún tipo de pudor va preparando un tentempié. Entra , en mitad del improvisado picnic, TRIPONIO, el político elegante, enjuto y con una sonrisa de los recorren toda la espalda acompañadas de un escalofrío siniestro )



CHORICERO. ¡Sigo ensayando! ¡Sigo ensayando! ¿El lápiz, dónde está el lápiz? ¡Ya! (Se sube a la mesa y se mete el lápiz en la boca , entre restos de comida y nervios) “A Constitució esañola, artículo ” ...¿Quién ...?

TRIPONIO. ¿Este es el hombre al que debo temer?

CHORICERO. Yo soy el que...

TRIPONIO. Cómo se me ocultaba esta fábrica de intrigas.

CHORICERO. Salga de aquí antes de ...

TRIPONIO. Que me muera si no te hago añicos, por pocas mentiras que me resten.

CHORICERO. Tú eres...

TRIPONIO.¿No te han puesto una foto mía para que le gruñas?

CHORICERO. ¿Cómo te atreves a...

TRIPONIO. ¡Jamás me superarás! Esto no se aprende con un lápiz en la boca, una lástima que asistamos a un sacrificio de un borrego tan tierno, mañana.



7. (Entra el POLÍTICO)



POLÍTICO. Adelante, es un placer oír tus amenazas. Ha aparecido otro hombre más bribón que tú, te vencerá en audacia, intrigas y maquinaciones.

(...)

No hay comentarios:

Publicar un comentario