martes, 27 de marzo de 2012

Un/a fan (ática)


Limpiando los cajones la encontré... Tras el estreno de "Franco, el retorno" en 2010, recibí mi primer anónimo firmado por la Hermandad del Rocío.



Aquí la transcripción:
"A la atención de Manuela Luna y Antonio Bernal

¿Pero cómo se han prestado ustedes para hacer este "bodrio"???
Esto es un mamarracho de lo primero hasta lo último y lo que están ustedes es desprestigiándose...

Este Javier Berger no sabe ni entiende nada...

Hay que tener más clase más estilo para tocar ciertas cosas...
Se lo decimos desde varias asociaciones que hemos ido a ver su mamarracho... Miles de sevillanos así lo entendemos."

- Lástima que no fueran miles de sevillanos a verlo... Pues no tuvo muchas funciones... En fin, ya lo puedo tirar a la basura.

jueves, 22 de marzo de 2012

PODEROSOS CABALLEROS, Epílogo o Éxodo, TELÓN FINAL

3. (Sale el POLÍTICO y sí, como están esperando, da un portazo.)



CHORICERO. ¡Qué desagradecido!

TRIPONIO. Y que usted lo diga.

CHORICERO. ¿Tienes listo el discurso?

TRIPONIO. Sí, sí...

CHORICERO. Dale.

TRIPONIO. ¿Yo?

CHORICERO. A ver cómo suena.

TRIPONIO. (Ensaya, nervioso, delante del choricero) He pasado situaciones difíciles, todo el mundo sabe cuánto me han calumniado, pero he sido respaldado en las urnas.

CHORICERO. ¡Ponte derecho!

TRIPONIO. "Conozco más a la gente, cuáles son sus intereses, quién es cada quien, y les puedo asegurar que estoy preparado; y tengo interés en hacerlo bien".

CHORICERO. ¡No te rasques!

TRIPONIO. "Estoy listo para presidir esta nación".

CHORICERO. ¡Ese pelo! ¡Otra vez desde arriba!

TRIPONIO. ¿Otra vez?

CH ¿Quieres que me enfade? ¡El lápiz!

TRIPONIO. "He pafado fituafiones difícileh..."



(Y mientras el CHORICERO ensaya su discurso con su viejo enemigo Triponio, se va haciendo el oscuro. En el vestíbulo del teatro o a media luz, como en el tango, entra el POLÍTICO con el grasiento vestuario del choricero empujando el carrito de chorizos...)



POLÍTICO.. Firma aquí, maldito... (Tira la tarjeta que le dio el Choricero y pregona su nueva mercancía)

¡Chorizo ! ¡Chorizo!

Empanada con chorizo

Patatas con chorizo

Huevos con chorizo

¡Chorizo! Chorizo! ¡Chorizoooo!!!



(Y ahora sí, cae el Telón. Si es que queda algún teatro con telón, claro.)


Licencia de Creative Commons
Poderosos Caballeros by JAVIER BERGER is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

miércoles, 21 de marzo de 2012

PODEROSOS CABALLEROS , Epílogo o Éxodo, escena 2

2. (Entra TRIPONIO cargado de papeles y carpetas).


TRIPONIO. ¡Señor! Disculpe, no sabía que estaba reunido.

CHORICERO. Tranquilo, ¿está todo está preparado?

TRIPONIO. Sí, mesas, cojines, tapetes, coronas, perfumes, flores, golosinas...

CHORICERO. ¿Han llegado las putas?

TRIPONIO. Sí, junto con los pasteles, los panes de sésamo, los músicos...

CHORICERO. ¿Son guapas?

TRIPONIO. Sí, sí.

CHORICERO. ¿Son finas?

TRIPONIO. Sí.

CHORICERO. Que no se les note demasiado las ganas de polla, que va a venir la prensa. Tiene que ser una celebración con clase, no una orgía cualquiera. ¡Me nombran presidente!

TRIPONIO. Será candidato a la presidencia.

CHORICERO. Bueno, todo llegará.

TRIPONIO. Cierto, cierto.

POLÍTICO. ¿Cómo puedes...

CHORICERO. Triponio es muy útil, mezcla la carne de perro con la de asno, y así manejamos las cuestiones difíciles.

POLÍTICO. Intentó matarte.

CHORICERO. Bah, esto es política... A los enemigos los quiero cerca. Tú me lo enseñaste. Además, no imaginas la popularidad que he alcanzado perdonando al magnicida; vamos ni el papa. Y si algo sale mal él se beberá el agua sucia de los baños públicos. ¿Firmas?

POLÍTICO. (Se va encendiendo un cigarro) No puedes despacharme así , he prometido cuidar de este partido con tal solicitud que tendrás que reconocer que nunca has visto un hombre más entregado a esta causa.

CHORICERO. ¿Firmas? (El POLÍTICO firma) Confía en mí. Toma,di que vas de mi parte. (Le da una tarjeta ). Aquí no se puede fumar. Gracias, no des un portazo al salir.



3. (Sale el POLÍTICO y sí, como están esperando, da un portazo.)



(...)

lunes, 19 de marzo de 2012

PODEROSOS CABALLEROS , Epílogo o Éxodo, escena 1

EPÍLOGO (O ÉXODO SI NOS PONEMOS GRIEGOS)

1.

(Despacho de Cayo Morcillo, el ex-choricero. Sentada en la mesa del despacho está la Política. Junto a la mesa, unas muletas. Cayo besuquea a la Política.)



POLÍTICA. Bésame, bésame mis joyitas.

CHORICERO. Qué tetitas más duras, parecen membrillos. Primero un beso con la boca abierta a lo francés... Y ahora...



(El CHORICERO juguetea entre las faldas de la POLÍTICA)



POLÍTICA. No, ahí no, que estoy con... (Le dice algo al oído)

CHORICERO. ¿Crees que me asusta la sangre? ¿O no recuerdas cuál era mi profesión?



(Se esconde bajo las faldas de la POLÍTICA. Entra el POLÍTICO.)



POLÍTICO. ¿Dónde está el gran hombre? ¿Qué dicha es esa que asegura que llenará nuestras casas de regocijo?



(Llaman al teléfono. )



POLÍTICA. Disculpa. (Descuelga el teléfono. Trata de disimular su excitación mezclándola con el enfado.) ¿Sí? ¿Y si le digo que envíen un carro lleno de estiércol a la puerta de su casa? Pues llama a esos culiabiertos y que se decidan. Que tengo a otra empresa detrás del tema. Si nos engañan que se vayan depilando el ano, porque va a se va a convertir en un lugar más visitado que la Alhambra. (Cuelga)

POLÍTICO. Venía a ver a...



(Llaman de nuevo y descuelga la POLÍTICA.)



POLÍTICA. ¿Cuánto piden estos desprepuciados? Por ese precio tendría a toda la plantilla del Barça comiéndome el coño. (Excitación doble) Uf, dile que se olvide ese eunuco, que conmigo no se juega. (Cuelga)

POLÍTICO. ¿Dónde está el gran hombre?

POLÍTICA. ¿No es para ahorcarse? Aquí perdiendo el tiempo y toda esta pandilla intentando chuparme la sangre... ¡Sí, sí, sí! (¡Guao, qué culminación!)

POLÍTICO. ¿Estás bien?

POLÍTICA. Cuántas veces he sentido mordido mi corazón y qué pocas alegrías he tenido. (Suspiro de satisfacción)

POLÍTICO. ¿Cómo?



(El CHORICERO sale de debajo de la mesa del despacho, limpiándose la boquita. Sí, no lo puedo evitar, soy un cerdo aristofánico.)



POLÍTICA. Ved al futuro presidente, con su espléndido traje oliendo a limpio , en vez de apestar a marisco.

CHORICERO. Bueno, un poquito a mejillón sí que huelo.

POLÍTICO. Salud, ilustre triunfador.

CHORICERO. (A Política) Ummm... qué rico habitar el hogar de mi cerdita. Date prisa, no retrases la celebración.



(Sale la POLÍTICA después de un beso cómplice.)



POLÍTICO. Nos congratulamos por ti, por tu fortuna y el poder que has derramado sobre los trofeos de este partido.

CHORICERO. Al grano.

POLÍTICO. Verás... ya ha pasado un tiempo, las aguas se han calmado y sobre lo mío, ejem... Queridísimo amigo...

CHORICERO. ¿Amigo yo? Aún no recuerdas lo que eras antes y lo que hacías.

POLÍTICO. ¿Qué hice antes? Dime, ¿cómo era?

CHORICERO. Un orador, un politicucho.

POLÍTICO. ¿Yo?

CHORICERO. Tus garras se extendían unas veces y otras se plegaban como un toldo.

POLÍTICO. Las cosas han cambiado , muy rápido..

CHORICERO. ¿Por qué bajas la vista?

POLÍTICO. Me avergüenzo de aquello que pasó... tu vida en peligro no era algo que...

CHORICERO. No fue culpa tuya. ¿Qué le vamos a hacer? Firma aquí.(El CHORICERO le da unos documentos). Te mereces estar un tiempo apartado de los focos.

POLÍTICO. ¿Qué...?

CHORICERO. Tu renuncia al acta de diputado y miembro del partido.



2. (Entra TRIPONIO cargado de papeles y carpetas).

(...)

sábado, 17 de marzo de 2012

PODEROSOS CABALLEROS, Parábasis final

PARÁBASIS FINAL


(TRIPONIO huye, ve al público. Se para a descansar , se quita la chaqueta y saca unos documentos que comparte con el público.)


TRIPONIO.

El caso Naseiro

El caso GAL

El caso Roldán

El caso PSV

El caso Juan Guerra

El caso Hormaechea

El caso Filesa,

Malesa y Time export

El caso del lino

El caso Malaya

El caso Palau

El caso Pretoria

El caso de los EREs falsos

El caso Gürtel

Cargos públicos imputados en:

Baleares,

Andalucía,

Extremadura,

Cantabria,

Asturias,

Madrid,

Galicia,

Castilla-León,

Castilla la Mancha,

La Rioja,

País Vasco,

Cataluña,

Navarra,

Aragón,

Comunidad Valenciana,

Murcia,

Canarias,

Ceuta y Melilla.



(Va guardando sus papeles.)



TRIPONIO. Satirizar a los malos no es censurable. Se trata, en realidad, de un homenaje a los virtuosos. Terminemos con esta historia: ¡Epílogo! O éxodo si nos ponemos griegos.

VOCES. ¡Alto! ¡No se mueva! ¡Tire el arma!

TRIPONIO. Uy, que me pillan.



(Sale corriendo).

jueves, 15 de marzo de 2012

PODEROSOS CABALLEROS Acto III, escenas 7 y 8

7. (Ráfaga musical. Quizás es el momento de preguntar a algunos espectadores, hacerles una pequeña encuesta, micro en mano: "¿Quién te parece más honrado? ;¿A quién vas a votar?; ¿Cuánto pesas? ; ¿Te lavas las manos antes de mear?..." Ese tipo de preguntas que se hacen en las encuestas de opinión y que le quitan el sueño a los analistas políticos. Unos SMS proyectados y algo de parafernalia multimedia vacua y artificiosa. Tras esto , unos segundos de escrutinio virtual y listo).



VOZ OFF: Ya tenemos un ganador.

CHORICERO. ¿Ya?

PERIODISTA. Tecnología punta, amigo.

CHORICERO. Yo primero...

TRIPONIO. Quita.

PERIODISTA. El ganador es... con la friolera de un 87% de los votos... ¡El nuevo secretario general del P.E.O! ¡Surgido de la nada, dando un golpe en la mesa! ¡Cayo Morcillo!



(Aplausos.)



CHORICERO. Vete al infierno a levantar escombros con el nabo. (Aparta a TRIPONIO). Por vosotros estoy tomando este estrado. Tengo tanta parte en esta tierra como cada uno, pero sufro y llevo con pesar la podredumbre de las cosas mi país. Porque veo que sus políticos son siempre detestables; así os ven... y si uno hace un día algo bueno, otros diez hacen malos para compensar. Cambiáis el poder de mano y cada vez que se pasa el testigo se hacen las cosas aún peor. La verdad, es difícil estar delante de vosotros: afiliados, senadores, políticos profesionales y daros consejos, cuando lo sabéis todo. Pero teméis a los que quieren ser vuestros amigos y a los que se niegan , les suplicáis una y otra vez.



(Aplausos. TRIPONIO sale.)



CHORICERO. Hubo un tiempo en el que no había Senado, Congreso...; todos teníamos un mismo enemigo; pero todos nos acomodamos y si recibimos un dinerito, nos olvidamos que estamos aquí para servir al pueblo y no a nuestros bolsillos. Aquí está el pueblo sencillo y humilde que luchará codo con codo por el bien del partido y del país.



8. (Aplausos. Un disparo. Cae el CHORICERO. Otro disparo. Entra TRIPONIO como loco, pistola en mano, sigue disparando. Todos al suelo. Silencio. Mira a los afiliados que se esconden. Sale corriendo.)



CHORICERO. Cogedme, cogedme por la pierna.

PERIODISTA. ¡Una ambulancia!

PRESIDENTE. ¡Detengan a ese hombre!

CHORICERO. Cogedme amigos, lo veo todo borroso... Sacadme fuera.



(Otro disparo).



CHORICERO. ¿Dónde estoy? ¡Sacadme fuera! Que me dé el aire.

PERIODISTA. Tranquilo, tranquilo.

PRESIDENTE. ¡Viva el glorioso vencedor! ¡Viva nuestro Secretario General! ¡Viva el P.E.O!

CHORICERO. Seguidme cantando... seguidme vitoreando... seguidme.



(Siguen los vítores. Suenan sirenas y se hace el oscuro).

(Se acerca el final...)

martes, 13 de marzo de 2012

PODEROSOS CABALLEROS Acto III, escena 6

6. (Ráfaga musical. Rótulo de concurso: La Prueba de la Seducción)



PERIODISTA.

Aunque tu poder es muy grande

Es fácil seducirte

Te gusta ser adulado,

te gusta ser engañado,

y ante el primero que habla

abres la boca y tu espíritu se escapa

pues está siempre de viaje.

Adelante los candidatos.



(Comienza la prueba de adulación al estilo de cualquier concurso televisivo de cuarta regional, bueno, tal y como son todos, ¿no?)



TRIPONIO. Querido, no creas que vas a encontrar a mejor amigo que yo,

CHORICERO. Yo no tengo nada, estos zapatos nuevos ahora mismo son tuyos, son del partido... Nada tengo y nada quiero.

TRIPONIO. ¿Unos zapatos? ¿Por unos zapatos quieres que nuestro presidente se incline por ti?

CHORICERO. Para inclinarte ya estás tú que te dedicas a hurgar en los culos de los ciudadanos a ver si le encuentras alguna moneda que no hayas podido robar.

TRIPONIO. Me gustaría verte sin camisa, a ver qué hacías.

CHORICERO. Cambio de camisa si quieres. Toma, si no gano las primarias , me iré sin nada, porque nada quiero.

TRIPONIO. ¡Qué trucos de mono de feria! No me ganarás en adulaciones... (Le pone su chaqueta por encima al PRESIDENTE DE HONOR)

CHORICERO. Te arropa con eso, cuando en realidad quiere ahogarte.

PRESIDENTE. ¿Cómo?

CHORICERO. Son esos trajes los que le han pagado sus amigos, todos los que le han agasajado a fuerza de pedos y firmas de conventos, polideportivos y naranjas de la China. Y ahora quiere arropar al presidente bajo el traje de la corrupción.

PRESIDENTE. No, tu traje no .

TRIPONIO. Espera, te traído un rabo de liebre para que te dé suerte.

PRESIDENTE. No me líes con tus cosas, Triponio.

TRIPONIO. Antes tienes que besarlo y...

PRESIDENTE. Quita.. ¡Atchís!

TRIPONIO. Suénate los mocos, límpiate en mi calva.

CHORICERO. No, mejor en la mía.

TRIPONIO. No, en la mía...

PRESIDENTE. ¡Es suficiente! No habrá un átomo de sentido común en vuestras molleras si creéis que obro sin juicio, que me hago el loco. A mí me gusta estar tranquilo, vivir bien, beber, cuidar unos bonsáis ,dejar que gobernéis sin mí y si uno se sale de la vía marcada, pues lo reviento. Con cariño, claro.

TRIPONIO. Así que los engordas y luego los sacrificas en la plaza pública.

PRESIDENTE. Os veo cuando robáis , finjo que no veo nada y después os obligo a vomitar todo delante mía; o delante de todo el partido. He tomado una decisión, no necesito más pruebas. Ya he tomado una decisión.

TRIPONIO. Te lo suplico; espera que aún puedo darte más coba y conseguir mejor porvenir para el partido y nuestras carteras...

PRESIDENTE. No soporto oírte hablar de tu coba, de tus chanchullos... nos has engañado a todos.

TRIPONIO. Muchos están metidos en harina.

PRESIDENTE. Pues serás tú el que se coma las tortitas. No tienes otra cosa que hacer, sino tragar.

TRIPONIO. Dame un minuto. (Sale)

PERIODISTA. (A público) Pueden aprovechar esta tensión para enviar sus últimos SMS.



(Entra TRIPONIO cargado de periódicos)



TRIPONIO. Lee la prensa, las valoraciones, las notas que sacamos.

CHORICERO. Qué cantidad de papel, lástima que ya haya cagado.

PRESIDENTE. Leédmelos, leédmelo, sobre todo mi valoración y si recuerdan mi mandato.

TRIPONIO. Escucha con atención.

CHORICERO. Escucha los míos primero.

TRIPONIO. No, los míos.

PRESIDENTE. Por orden: veamos... (Lee) el 65% del 35% de los que votaron en no tiene decidido el voto;del 35 % restante, un 25% pertenece a un censo antiguo por lo que no contabilizan; el 39% son nuevos afiliados, de los que el 20% piensa en un cambio posible, no una desafección, dando un factor perdido de un 7% con un desinterés de un 82%. Subes aquí, bajas aquí, te mantienes aquí, bailas aquí, una voltereta, doble tirabuzón y ¡hop!

CHORICERO. No he entendido una palabra de toda esa jerga.

TRIPONIO. Lo dicen bien claro los datos, soy yo el secretario general que le conviene al partido.

CHORICERO.No lo creo, mira estas cifras , qué puntajes, qué alturas... Soy yo el que conviene al partido.

TRIPONIO. Mira quién firma esta encuesta.

CHORICERO. Mira quién firma esta otra.

PRESIDENTE. Sí, este es un viejo conocido

TRIPONIO. Éste es un viejo al que conozco.

CHORICERO. Si le haces caso a él , acabará el partido desollado como un cabrito.

TRIPONIO. Si le haces caso a él, es seguro que quedaremos desprepuciados de raíz, pues es un capullo que se dedica a descapullar a todos.

CHORICERO. Ten cuidado.

PRESIDENTE. Los baños se han quedado sin papel higiénico , así que las encuestas y los análisis pueden ocupar su sitio, junto al váter. Concluyamos, yo confío en ti...

CHORICERO. Cayo Morcillo.

PRESIDENTE. Deposito mi confianza en Cayo Morcillo para que eduque a este partido y lo refunde de nuevo en sus principios olvidados. He decidido, pero tienen que ser los afiliados , libremente, desde sus casas o aquí en la sede los que decidan, con sus votos, quién será nuestro secretario general. Aunque mi decisión es clara.

PERIODISTA.¡Voten!

Que tenga éxito, como deseamos y

que guarde la plaza el vencedor

y desde allí retorne a nosotros

otra vez coronado.

Que son las urnas las que legitiman

la condición moral del candidato.



7. (Ráfaga musical. Quizás es el momento de preguntar a algunos espectadores, hacerles una pequeña encuesta, micro en mano: "¿Quién te parece más honrado? ;¿A quién vas a votar?; ¿Cuánto pesas? ; ¿Te lavas las manos antes de mear?..." Ese tipo de preguntas que se hacen en las encuestas de opinión y que le quitan el sueño a los analistas políticos. Unos SMS proyectados y algo de parafernalia multimedia vacua y artificiosa. Tras esto , unos segundos de escrutinio virtual y listo.)

(...)

domingo, 11 de marzo de 2012

PODEROSOS CABALLEROS Acto III, escena 5

5. (Entra tambaleándose el PRESIDENTE DE HONOR, un dinosaurio carpetovetónico, con su gracejo andaluz y las sienes plateadas: un perfecto híbrido socialdemócrata conservador)



PRESIDENTE. Hoy dos hombres luchan por la gloria de un partido, y pon ende, de un pueblo. Pero , ¿qué es la gloria? (Se lanza a la rapsodia robada a Píndaro de cabeza)

Cuando compiten

las naves en la mar, y los caballos

con sus carros guerreros,

en los concursos de veloces giros,

hacen prodigios por tu honor.

Cuando en los combates públicos,

la consigue aquél cuyos cabellos ciñen

ricas coronas, por sus fuertes brazos

o por sus pies ligeros,

hacen prodigios por tu honor.

Pero el valor del hombre depende del destino.

Sólo hay dos cosas que, en verdad, sustentan

las más dulces esencias de la vida:

gozar de una fortuna floreciente

y escuchar los clarines del poder.

Si te alcanza una parte de esas dos bendiciones;

no pretendas tenerlo todo,

que ser mortal es ley de los mortales.



(Aplausos y vítores. Se pelean TRIPONIO y el CHORICERO por saludar antes al PRESIDENTE )



TRIPONIO. ¡Fuera de aquí! ¡Lárgate!

CHORICERO. ¿Y por qué no te vas tú?

TRIPONIO. Estoy en este partido desde que se fundó.

CHORICERO. Y yo desde que lo fundiste.

TRIPONIO. Hace más de un siglo que estoy vinculado a este partido.

CHORICERO. Yo hace diez, mil, infinidad de siglos que estoy.

PRESIDENTE. A mí me están dando ganas de patearos el culo durante otros veinte mil siglos.

CHORICERO. ¿Sabes qué sería buena idea?

PRESIDENTE. Dímelo y lo sabremos todos.

CHORICERO. Como es difícil saber quién es mejor de los dos. Podríamos hacer una carrera, una competencia con igualdad de posibilidades, para ver quién es capaz de servir mejor al partido.

TRIPONIO. Eso es una estupidez. Sigamos el debate, que los afiliados nos escuchen, que puedan comprobar la estulticia que rige la cabeza del choricero...

PRESIDENTE. A mí me parece bien. Estos debates son siempre muy aburridos. Pasemos a la primera prueba. Será divertido.

PERIODISTA. Que los de esta parte animen al Choricero y los de esta otra a Triponio. Que no digan que en este partido no escuchamos a las bases.

PRESIDENTE. ¿En qué prueba me apoyaría para que los afiliados, tanto aquí presentes como desde sus casas, sepan que soy imparcial?

PERIODISTA. Veamos quién te seduce con mejores artes. ¡La prueba de la seducción!

PRESIDENTE. Perfecto.



6. (Ráfaga musical. Rótulo de concurso: La Prueba de la Seducción)

(...)

viernes, 9 de marzo de 2012

PODEROSOS CABALLEROS Acto III, escena 4

4.

PERIODISTA. Son hombres muy astutos/ de situaciones difíciles /han de encontrar salidas fáciles/. Es el momento de soltar/ todos los cordajes; /mostrar un valor intrépido/ y las palabras/ con la que vencerán/. Lanzaos con vehemencia/ Llega "La Demagogia Victimista"

CHORICERO. ¿Cómo?

PERIODISTA. Primero y única pregunta: ¿Quién ama más a sus afiliados y al partido?

TRIPONIO. Que me sierren, que me maten , que me corten en correas para los yugos si con eso consigo que este partido vuelva a estar donde se merece.

CHORICERO. Yo lo quiero más y si miento que me despiecen y me cuezan en un guiso. Si no lo crees , que agarren con un gancho por los cojones y me lleven a rastras por la calle de la Montera.

TRIPONIO. ¿Cómo puede haber un ciudadano que ame más que yo a este partido, esta gente?

CHORICERO. ¿Cómo vas a amarlo tú, que le has quitado la miel de la boca y lo has arrojado a buitres y urracas?

TRIPONIO. Le procurado tanto dinero estrangulando a otros, pidiendo a otros; no preocupándome por ningún particular con tal de hacerle favores.

CHORICERO. Amas a tus amigos, enriqueces a tus amigos, buscas dinero para tus amigos, y que se agarre el que no lo sea. No te preocupas más que de robar más y recibir más sobornos; el pueblo, por la crisis , el paro o lo que sea, no ve tus maldades; por la necesidad y la miseria te admira. Pero si algún día abre los ojos, verá que le privabas de la felicidad quitándole el pan de la boca. Y en lugar de votarte te reventará los dientes a pedradas.

TRIPONIO. ¿No es indignante que digas eso de mí y me difames ante mis amigos, ante el partido? Tú que acabas de llegar, que no sabes nada.

CHORICERO. Al menos no he dejado la medio vacías las arcas. ¡Te pavoneas de los chanchullos que nos han hundido!

TRIPONIO. ¿Nos? ¿No es terrible que digas esas cosas, tan sólo porque defiendo al partido , al que amo, más que tú?

CHORICERO. Eres un ladrón con papeles.

TRIPONIO. Si he cometido robos, siempre ha sido en interés del partido.

PERIODISTA. ¡Bravo, bravo! Hasta aquí el debate demagógico.



(Aplausos)



CHORICERO. ¿Y ahora qué?

PERIODISTA. Será necesario que pidamos consejo.

al que apareció como el máximo benefactor

al que le atacaron en su momento unos y otros

y nunca consiguieron doblegarlo.

Mantuvo el poder, tridente en mano,

logró mucho dinero,sacudiendo y embrollando

No soltaba a la presa , ni consiguieron vencerle .



Cerró la boca a sus detractores

ama al pueblo , porque él es el pueblo,

ama al hombre , porque él es el hombre

ama al partido, porque él es el partido

No hace falta despejar la X,

para saber que hablamos

de nuestro político universal y

presidente de honor del partido.

¡Un enorme aplauso!



5. (Entra tambaleándose el PRESIDENTE DE HONOR, un dinosaurio carpetovetónico, con su gracejo andaluz y las sienes plateadas: un perfecto híbrido socialdemócrata conservador)

(...)

miércoles, 7 de marzo de 2012

PODEROSOS CABALLEROS Acto III, escena 3

3.

(Se corta la emisión en directo. Es el momento de la publicidad, de las canciones o vídeos que puedan pagar la manutención de los actores, los técnicos y sus camellos)



TRIPONIO. ¿Esta es tu habilidad oratoria?

CHORICERO. Sí.

TRIPONIO. ¿Este es el salvador de los ciudadanos?

CHORICERO. Sí.

TRIPONIO. ¿Este es el camorrista al que avalas?

CHORICERO. ¿Cómo?

TRIPONIO. Anda, cállate, que no hablo contigo.

CHORICERO. Aunque me des todo el oro y la plata del mundo y me envíes a todos tus amigos para que me calle, nunca conseguirás que yo oculte la verdad a los ciudadanos.

TRIPONIO. ¿A los ciudadanos? Como se le llena la boca a tu esbirro.

POLÍTICO. Tiene buen maestro.

PERIODISTA. Por favor, seamos civilizados.

POLÍTICO. Ayer estabas en prácticas y hoy presentas el primer congreso televisado de la historia. Vaya manera de ascender en un día.

PERIODISTA. En un día no, en una noche, campeón.

POLÍTICO. Muy bien empleada. No molesto más. (A Choricero) Llámame si tienes dudas. (Sale)

PERIODISTA. Quiero un debate limpio... ¿Prometido?

TRIPONIO. Díselo a la rata piojosa.

CHORICERO. Eso, díselo a él.

TRIPONIO. ¿A qué escuela acudiste de niño?

CHORICERO. A la de la vida y la de los puñetazos en las cocinas.

TRIPONIO. ¿En qué has malgastado tu vida hasta ahora?

CHORICERO. En vender chorizos y comer todo lo que podía.

TRIPONIO. Vendiendo por las calles, sin horarios, sin jefes , conociendo el robo, la mentira y todo eso sin saber unir una letra con otra.

CHORICERO. Sí, me describe a mí de forma bastante clara.

VOZ OFF: Volvemos de publicidad en 10 segundos...

PERIODISTA. Tranquilitos ahora, ¿eh?

VOZ OFF: 5, 4, 3 ...

4.

PERIODISTA. Son hombres muy astutos/ de situaciones difíciles /han de encontrar salidas fáciles/. Es el momento de soltar/ todos los cordajes; /mostrar un valor intrépido/ y las palabras/ con la que vencerán/. Lanzaos con vehemencia/ Llega "La Demagogia Victimista"

lunes, 5 de marzo de 2012

PODEROSOS CABALLEROS Acto III, escena 2

2.

(El POLÍTICO interviene desde el público, como un afiliado más. Hasta que no se diga lo contrario, así lo hará.)



POLÍTICO. ¡Háblales desde las tripas , choricero!.

CHORICERO. ¿Qué precio tiene el chorizo de Cantimpalo? ¿O la morcilla de arroz? ¿O el queso de tetilla ? Seguro que Triponio, a pesar de su nombre, no tiene ni idea. Este hombre vive alejado de las preocupaciones de la gente, vive escondido en su despacho y nos hace parecer como torres intocables alejadas de la realidad.

POLÍTICO. ¡Ladrón, sinvergüenza!

TRIPONIO. ¿Quién se atreve a...

POLÍTICO (desde el público, como hemos dicho) . Aquí, tú te has embolsado un buen puñado de millones.

TRIPONIO. Ven y te llevas un puño mejor que un puñado.

POLÍTICO. ¡Recaudador sin conciencia, abismo de perversidad, mina de latrocinios!

TRIPONIO. Si he cometido alguna irregularidad, que lo aclare la Justicia.

POLÍTICO. Cada minuto que pasa, cada hora que pasa, cada día que pasa, se hace más insoportable su situación al frente del partido...

TRIPONIO. Nada más terminar este debate lo que debe hacer es irse al juzgado y poner una demanda. Si no lo hace, quedará demostrado, que es usted un mentiroso, un calumniador y un difamador.

PERIODISTA. Por favor, respeten los turnos de palabra.

POLÍTICO. Canalla y cien veces canalla, no me cansaré de decirlo. Porque cada día lo es más.

PERIODISTA. Más tarde llegará el momento de los afiliados. Siéntese, por favor.

POLÍTICO. ¡Maldícele, zarandéale, expulsa a ese bribón!

PERIODISTA. ¡Por favor, silencio! ¡No es el momento de los afiliados!

POLÍTICO. ¡Levanta los pesos que has de arrojarle y adelanta tu nave!

CHORICERO. ¿Qué?

POLÍTICA. Que le golpees primero.

CHORICERO. ¡Ah, vale!

TRIPONIO. ¡Vuelve al arroyo, impostor! ¡Esto es mucho caballo para ti!

CHORICERO. (Fortalecido por la arenga) Juro por las cien puñaladas y las mil tunantadas que he sufrido en mi niñez que te voy vencer y si no, de nada servirá esta inteligencia adquirida a fuerza de comer panceta y pruebas de chorizo con lo dedos llenos de grasa y quemaduras.

TRIPONIO. Panceta y chorizo. ¿Este es el miserable que se ha alimentado como un perro y embiste como un rinoceronte ciego y cornudo?

CHORICERO. ¡Ladrón!

POLÍTICO. ¡Dale duro!

(El CHORICERO se lanza contra TRIPONIO. Le golpea el hígado, las tripas, le castiga sin piedad.)

TRIPONIO. ¡Socorro! ¡Que me muelen a palos!



(La Periodista-presentadora consigue separarlos. El propio Político también ha entrado en el escenario. Se monta una buena bulla. La periodista intenta disimular frente a la audiencia .)



PERIODISTA. Volvemos en unos segundos. Pueden enviar sus comentarios mandando un SMS a PEO espacio y lo que quieran al 666666. A 1,20 el mensajito.

OFF: ¡Estamos fuera!

3.

(Se corta la emisión en directo. Es el momento de la publicidad, de las canciones o vídeos que puedan pagar la manutención de los actores, los técnicos y sus camellos)

(...)

viernes, 2 de marzo de 2012

PODEROSOS CABALLEROS Acto III, escena 1

ACTO III

1.

(Plató minimalista y hortera desde donde se retransmitirá el primer congreso televisado de la historia de la democracia. Un vídeo-wall, dos atriles, fotos de los candidatos, una música vomitiva y terriblemente pegadiza, papelillos de colores...En fin, déjense llevar por la imaginación; y si no les da , vean alguna campaña electoral por televisión.)



PERIODISTA. Bienvenidos al vigésimo quinto congreso del P.E.O , Partido Español y Olé. Esta noche decidiremos a nuestro futuro secretario general. Llegan las primarias y su primer candidato: el amado y conocido por todos Triponio Campos.



(Aplausos. Entra TRIPONIO saludando)



PERIODISTA. Gracias, gracias... Frente a él, una sorpresa de última hora, un absoluto desconocido, un hombre hecho a sí mismo, un honrado trabajador y candidato a presidir el PEO. Un aplauso para... ¿cómo se llama?



(Entra el CHORICERO saludando.)



CHORICERO. ¡Yo, yo, yo! ¡Soy yo!

PERIODISTA. Bien, es una tradición darle la palabra al candidato de menos experiencia.

CHORICERO. ¡Yo!

PERIODISTA. ¿Quiere tomar la palabra ?

CHORICERO. Sí, yo...

PERIODISTA. Póngase frente al atril y que sea para bien.

CHORICERO. Ya.



(Silencio. El CHORICERO se calla frente a su atril. La Periodista le hace señas para que hable)



PERIODISTA. Puede hablar, cuando desee.

CHORICERO. Ahora mismo.



(Silencio)



PERIODISTA. ¿Y? ¿Algún problema?

CHORICERO. No.

PERIODISTA. Entonces, hable.

CHORICERO. Sí.



(Silencio)



PERIODISTA. Hable cuando desee, están esperando su intervención.

CHORICERO. ¿Voy a hablar sin beber antes?

PERIODISTA. Vaya, con que beber.

CHORICERO. ¿Es que no se bebe antes de hablar?

PERIODISTA. Sí, beba, beba.

CHORICERO. (Bebe y escupe) ¿Agua?

PERIODISTA. Claro, ¿qué esperaba?

CHORICERO. Ginebra, ron, manzanilla al menos.

PERIODISTA. (Para sí) Menudo desgraciado.

CHORICERO. Si los políticos cuando hablan en el estrado no están mamados, no lo entiendo; pues se insultan unos a otros como borrachos en feria, y el que delira por el vino, al menos tiene esa excusa. Pero si me dices que beben agua, no sé cómo hacen.

PERIODISTA. Vamos, hable.

CHORICERO. Lo que es por mí, prefiero quedarme seco a beber agua.

PERIODISTA. ¿Esa es su propuesta?

CHORICERO. Sí, y que en las tabernas no haya más grifos que los de cerveza.

PERIODISTA. Podría estar de acuerdo, pero estamos aquí presentando …

CHORICERO. No voy a mover un pie para ganar este debate si no queda esto perfectamente claro.

PERIODISTA. Pues muy bien, anotado queda.

2.

(El POLÍTICO interviene desde el público, como un afiliado más. Hasta que no se diga lo contrario, así lo hará.)



POLÍTICO. ¡Háblales desde las tripas , choricero!.

CHORICERO. ¿Qué precio tiene el chorizo de Cantimpalo? ¿O la morcilla de arroz?

(...)