lunes, 5 de marzo de 2012

PODEROSOS CABALLEROS Acto III, escena 2

2.

(El POLÍTICO interviene desde el público, como un afiliado más. Hasta que no se diga lo contrario, así lo hará.)



POLÍTICO. ¡Háblales desde las tripas , choricero!.

CHORICERO. ¿Qué precio tiene el chorizo de Cantimpalo? ¿O la morcilla de arroz? ¿O el queso de tetilla ? Seguro que Triponio, a pesar de su nombre, no tiene ni idea. Este hombre vive alejado de las preocupaciones de la gente, vive escondido en su despacho y nos hace parecer como torres intocables alejadas de la realidad.

POLÍTICO. ¡Ladrón, sinvergüenza!

TRIPONIO. ¿Quién se atreve a...

POLÍTICO (desde el público, como hemos dicho) . Aquí, tú te has embolsado un buen puñado de millones.

TRIPONIO. Ven y te llevas un puño mejor que un puñado.

POLÍTICO. ¡Recaudador sin conciencia, abismo de perversidad, mina de latrocinios!

TRIPONIO. Si he cometido alguna irregularidad, que lo aclare la Justicia.

POLÍTICO. Cada minuto que pasa, cada hora que pasa, cada día que pasa, se hace más insoportable su situación al frente del partido...

TRIPONIO. Nada más terminar este debate lo que debe hacer es irse al juzgado y poner una demanda. Si no lo hace, quedará demostrado, que es usted un mentiroso, un calumniador y un difamador.

PERIODISTA. Por favor, respeten los turnos de palabra.

POLÍTICO. Canalla y cien veces canalla, no me cansaré de decirlo. Porque cada día lo es más.

PERIODISTA. Más tarde llegará el momento de los afiliados. Siéntese, por favor.

POLÍTICO. ¡Maldícele, zarandéale, expulsa a ese bribón!

PERIODISTA. ¡Por favor, silencio! ¡No es el momento de los afiliados!

POLÍTICO. ¡Levanta los pesos que has de arrojarle y adelanta tu nave!

CHORICERO. ¿Qué?

POLÍTICA. Que le golpees primero.

CHORICERO. ¡Ah, vale!

TRIPONIO. ¡Vuelve al arroyo, impostor! ¡Esto es mucho caballo para ti!

CHORICERO. (Fortalecido por la arenga) Juro por las cien puñaladas y las mil tunantadas que he sufrido en mi niñez que te voy vencer y si no, de nada servirá esta inteligencia adquirida a fuerza de comer panceta y pruebas de chorizo con lo dedos llenos de grasa y quemaduras.

TRIPONIO. Panceta y chorizo. ¿Este es el miserable que se ha alimentado como un perro y embiste como un rinoceronte ciego y cornudo?

CHORICERO. ¡Ladrón!

POLÍTICO. ¡Dale duro!

(El CHORICERO se lanza contra TRIPONIO. Le golpea el hígado, las tripas, le castiga sin piedad.)

TRIPONIO. ¡Socorro! ¡Que me muelen a palos!



(La Periodista-presentadora consigue separarlos. El propio Político también ha entrado en el escenario. Se monta una buena bulla. La periodista intenta disimular frente a la audiencia .)



PERIODISTA. Volvemos en unos segundos. Pueden enviar sus comentarios mandando un SMS a PEO espacio y lo que quieran al 666666. A 1,20 el mensajito.

OFF: ¡Estamos fuera!

3.

(Se corta la emisión en directo. Es el momento de la publicidad, de las canciones o vídeos que puedan pagar la manutención de los actores, los técnicos y sus camellos)

(...)

No hay comentarios:

Publicar un comentario