jueves, 15 de marzo de 2012

PODEROSOS CABALLEROS Acto III, escenas 7 y 8

7. (Ráfaga musical. Quizás es el momento de preguntar a algunos espectadores, hacerles una pequeña encuesta, micro en mano: "¿Quién te parece más honrado? ;¿A quién vas a votar?; ¿Cuánto pesas? ; ¿Te lavas las manos antes de mear?..." Ese tipo de preguntas que se hacen en las encuestas de opinión y que le quitan el sueño a los analistas políticos. Unos SMS proyectados y algo de parafernalia multimedia vacua y artificiosa. Tras esto , unos segundos de escrutinio virtual y listo).



VOZ OFF: Ya tenemos un ganador.

CHORICERO. ¿Ya?

PERIODISTA. Tecnología punta, amigo.

CHORICERO. Yo primero...

TRIPONIO. Quita.

PERIODISTA. El ganador es... con la friolera de un 87% de los votos... ¡El nuevo secretario general del P.E.O! ¡Surgido de la nada, dando un golpe en la mesa! ¡Cayo Morcillo!



(Aplausos.)



CHORICERO. Vete al infierno a levantar escombros con el nabo. (Aparta a TRIPONIO). Por vosotros estoy tomando este estrado. Tengo tanta parte en esta tierra como cada uno, pero sufro y llevo con pesar la podredumbre de las cosas mi país. Porque veo que sus políticos son siempre detestables; así os ven... y si uno hace un día algo bueno, otros diez hacen malos para compensar. Cambiáis el poder de mano y cada vez que se pasa el testigo se hacen las cosas aún peor. La verdad, es difícil estar delante de vosotros: afiliados, senadores, políticos profesionales y daros consejos, cuando lo sabéis todo. Pero teméis a los que quieren ser vuestros amigos y a los que se niegan , les suplicáis una y otra vez.



(Aplausos. TRIPONIO sale.)



CHORICERO. Hubo un tiempo en el que no había Senado, Congreso...; todos teníamos un mismo enemigo; pero todos nos acomodamos y si recibimos un dinerito, nos olvidamos que estamos aquí para servir al pueblo y no a nuestros bolsillos. Aquí está el pueblo sencillo y humilde que luchará codo con codo por el bien del partido y del país.



8. (Aplausos. Un disparo. Cae el CHORICERO. Otro disparo. Entra TRIPONIO como loco, pistola en mano, sigue disparando. Todos al suelo. Silencio. Mira a los afiliados que se esconden. Sale corriendo.)



CHORICERO. Cogedme, cogedme por la pierna.

PERIODISTA. ¡Una ambulancia!

PRESIDENTE. ¡Detengan a ese hombre!

CHORICERO. Cogedme amigos, lo veo todo borroso... Sacadme fuera.



(Otro disparo).



CHORICERO. ¿Dónde estoy? ¡Sacadme fuera! Que me dé el aire.

PERIODISTA. Tranquilo, tranquilo.

PRESIDENTE. ¡Viva el glorioso vencedor! ¡Viva nuestro Secretario General! ¡Viva el P.E.O!

CHORICERO. Seguidme cantando... seguidme vitoreando... seguidme.



(Siguen los vítores. Suenan sirenas y se hace el oscuro).

(Se acerca el final...)

No hay comentarios:

Publicar un comentario