miércoles, 21 de marzo de 2012

PODEROSOS CABALLEROS , Epílogo o Éxodo, escena 2

2. (Entra TRIPONIO cargado de papeles y carpetas).


TRIPONIO. ¡Señor! Disculpe, no sabía que estaba reunido.

CHORICERO. Tranquilo, ¿está todo está preparado?

TRIPONIO. Sí, mesas, cojines, tapetes, coronas, perfumes, flores, golosinas...

CHORICERO. ¿Han llegado las putas?

TRIPONIO. Sí, junto con los pasteles, los panes de sésamo, los músicos...

CHORICERO. ¿Son guapas?

TRIPONIO. Sí, sí.

CHORICERO. ¿Son finas?

TRIPONIO. Sí.

CHORICERO. Que no se les note demasiado las ganas de polla, que va a venir la prensa. Tiene que ser una celebración con clase, no una orgía cualquiera. ¡Me nombran presidente!

TRIPONIO. Será candidato a la presidencia.

CHORICERO. Bueno, todo llegará.

TRIPONIO. Cierto, cierto.

POLÍTICO. ¿Cómo puedes...

CHORICERO. Triponio es muy útil, mezcla la carne de perro con la de asno, y así manejamos las cuestiones difíciles.

POLÍTICO. Intentó matarte.

CHORICERO. Bah, esto es política... A los enemigos los quiero cerca. Tú me lo enseñaste. Además, no imaginas la popularidad que he alcanzado perdonando al magnicida; vamos ni el papa. Y si algo sale mal él se beberá el agua sucia de los baños públicos. ¿Firmas?

POLÍTICO. (Se va encendiendo un cigarro) No puedes despacharme así , he prometido cuidar de este partido con tal solicitud que tendrás que reconocer que nunca has visto un hombre más entregado a esta causa.

CHORICERO. ¿Firmas? (El POLÍTICO firma) Confía en mí. Toma,di que vas de mi parte. (Le da una tarjeta ). Aquí no se puede fumar. Gracias, no des un portazo al salir.



3. (Sale el POLÍTICO y sí, como están esperando, da un portazo.)



(...)

No hay comentarios:

Publicar un comentario