domingo, 23 de abril de 2017

A NACHO

¡Eh!
¡Vosotros!
¡Sí, vosotros que señaláis con el dedo!
¿De qué acusáis a don Ignacio?
¿De ser chulo y prepotente?
¿De proteger a su familia?
¿De ser nombrado presidente?

¡Cuidado,
que para eso hay que valer!
Y no tener miedo a volar
y a tener la Razón de tu lado
y hacer negocios con tu cuñado,
que no es fácil,
-hazlo tú, si es que puedes-
y rodearte de directivos,
de consejeros y testaferros
-con lo que comen y lo que beben.

¿De qué acusáis a Nacho?
¿De ser listo y zarzuelero?
¿De desviar fondos al Partido
o de ser el mechón
del crimen organizado?

¿De qué acusáis a Nacho
si es del Partido al que tú votas?
Ese que gana elecciones,
que es corrupto y orgulloso,
ese que tú consientes,
no te hagas el loco.

¡Tú también lo hubieras hecho,
pero no sirves,
el hambre a ti,
se te nota!

No hay comentarios:

Publicar un comentario